Noticias destacadas
de la semana pasada



Portada completa (en formato periódico) Hemeroteca               Webs Amigas
Portada reducida (sólo titulares) Publicidad y Patrocinios
Sobre Nosotros                  Contacto Último boletín de noticias
Reproducción de contenidos en medios comerciales Noticias Gratuitas Para Su Web o Blog
   


Logo Amazings
Viernes, 17 marzo 2017

Paleoclimatología

¿El desierto del Sahara fue creado por los humanos?

Una nueva investigación en la cual se ha analizado la transición del Sahara desde un paisaje verde y frondoso hace 10.000 años, hasta las condiciones áridas de hoy en día, sugiere que los humanos del pasado podrían haber desempeñado un papel principal en su desertización.

Dicha desertización ha sido desde hace tiempo objeto de investigaciones científicas encaminadas a averiguar cuáles son exactamente los puntos de inflexión climáticos y ecológicos que separan una tierra frondosa como lo fue el Sahara de un desierto como lo es hoy. Conocerlos bien puede ayudar a tomar decisiones bien informadas sobre políticas medioambientales con las que proteger áreas agrícolas y otras tierras verdes. La nueva investigación, realizada por el equipo del arqueólogo David Wright, de la Universidad Nacional de Seúl en Corea del Sur, desafía las conclusiones de la mayoría de estudios hechos hasta la fecha que señalan como fuerzas impulsoras principales de la desertización del Sahara a cambios en la órbita de la Tierra u otros cambios naturales.

Tal como argumenta Wright, existen teorías, defendidas desde hace tiempo, sobre cómo las poblaciones neolíticas cambiaron el paisaje de algunas regiones de forma tan profunda que los monzones dejaron de penetrar tan al interior. Otro indicio a favor es el hecho de que se han documentado huellas antiguas de cambio climático y ecológico provocado por el ser humano, en Europa, Norteamérica y Nueva Zelanda. Wright cree que algo parecido podría aplicarse al Sahara.

Los resultados del nuevo estudio parecen confirmar esta atrevida hipótesis. A partir de hace 8.000 años, empezaron a aparecer comunidades pastorales en las regiones que rodean al río Nilo, extendiéndose hacia el oeste, en cada caso al mismo tiempo que se incrementaba la presencia de vegetación baja.

La creciente dependencia de la agricultura tuvo un grave efecto en la ecología de la región. A medida que se eliminaba más vegetación frondosa por la introducción de ganado, se alteraba el albedo del suelo de un modo que influyó lo bastante en las condiciones atmosféricas como para reducir las precipitaciones monzónicas. (El albedo es la cantidad de luz solar que se refleja desde la superficie terrestre). Esto, a su vez, provocó una mayor desertización, promoviendo un mecanismo de retroalimentación que acabó extendiéndose por todo el Sahara hasta llegar a la situación actual.

Aún hay mucho trabajo que hacer antes de poder confirmar plenamente esta teoría, pero Wright cree que hay muchísima información bajo la superficie del Sahara. En esa época, la región acogía numerosos lagos, y los antiguos lechos de estos aún deben conservar vestigios de la transformación en la vegetación. Habrá que perforar en esos lechos lacustres antiguos para obtener los registros de vegetación, cotejar la información extraída con la proporcionada por la arqueología, y ver qué influencia ejerció la gente sobre ese entorno.

Si, tal como parece a juzgar por las conclusiones del equipo de Wright, la población humana del Sahara verde provocó sin querer, con su actividad en la zona, su conversión en el desierto que conocemos hoy en día, tenemos ante nosotros una dura advertencia de lo que podría ocurrirles a otras zonas prósperas de la Tierra en un futuro cercano como consecuencia de los drásticos cambios en el uso de la tierra, sobre todo la deforestación, que están produciéndose en los últimos tiempos a raíz de actividades humanas.



Logo Amazings
Jueves, 16 marzo 2017

Arqueología forense

La verdadera identidad de la última víctima de Jack el Destripador

El asesino en serie conocido como Jack el Destripador mató a por lo menos cinco mujeres jóvenes en el barrio londinense de Whitechapel entre agosto y noviembre de 1888. Hoy en día, Mary Jane Kelly, su última víctima, sigue siendo una figura enigmática y objeto de gran debate. Su brutal asesinato, el 9 de noviembre de 1888, impactó a una nación ya profundamente horrorizada por la serie de aterradores asesinatos que habían tenido lugar ese año en Whitechapel. Cientos de personas acudieron a despedirla cuando fue enterrada en el Cementerio Católico de St. Patrick, diez días más tarde. Sin embargo, a pesar de su fama, existe tan poca información verificable sobre ella, en claro contraste con las otras cuatro víctimas del Destripador, que algunos estudiosos del tema han llegado a la conclusión de que estuvo viviendo con una identidad falsa. Esto, a su vez, ha generado todo tipo de especulaciones sobre quién era realmente.

En 2015, un nuevo libro presentó la teoría de que la mujer conocida por todos como Mary Jane Kelly se llamaba en realidad Elizabeth Weston Davies, la tía abuela del autor del libro, Wynne Weston-Davies. Este cirujano, estudioso de los crímenes de Jack el Destripador reunió suficientes indicios como para creer que Mary Jane Kelly y Elizabeth Weston Davies fueron la misma persona.

Patricia Cornwell, escritora e investigadora conocida, entre otras cosas, por su libro sobre Jack el destripador en el cual presentó su teoría de que la identidad del asesino era la de cierto pintor impresionista, se interesó por la investigación de Wynne Weston-Davies, y a raíz de ello contactó con Turi King de la Universidad de Leicester, una genetista conocida por su trabajo identificando los restos mortales del rey Ricardo III hallados bajo un aparcamiento de coches, para evaluar la posibilidad de analizar el ADN de los restos de Mary Jane Kelly y compararlos con muestras biológicas de Weston-Davies.

Se acordó que un equipo de investigadores de la citada universidad realizaría un estudio preliminar para abordar varias cuestiones clave, comenzando por la de averiguar la verdadera ubicación de los restos mortales. Existe una lápida, a cuyos pies no es raro que la gente deje flores, pero se tiene la certeza casi total de que la difunta no reposa allí debajo.

Dado que cualquier análisis genético dependería de la identificación inequívoca de los restos como pertenecientes a la mujer conocida como Mary Jane Kelly, un paso imprescindible antes de pasar a las fases más ambiciosas del proyecto, el equipo de la Universidad de Leicester llevó a cabo una evaluación de la zona en la que se cree que reposan los restos mortales de la mujer.

En su informe, el equipo expresa su conclusión de que sería muy difícil localizar e identificar los restos mortales de la última víctima conocida de Jack el destripador. El principal obstáculo es que se desconoce la ubicación precisa de su verdadera tumba. Los restos mortales de la mujer muy probablemente fueron desplazados cuando la tumba comunitaria en la que fue enterrada fue reutilizada en la década de 1940. Ello complica muchísimo, o incluso imposibilita, la identificación de sus restos. Buscarlos acarrearía además exhumar los restos mortales de otros difuntos, con todos los obstáculos legales a superar que ello comporta.

No obstante, el informe indica que el análisis genético de los restos de Mary Jane Kelly, en caso de que algún día fuesen encontrados, sí permitiría la comparación con el ADN de Weston-Davies para determinar si ambos están emparentados, y por tanto si ella era Elizabeth Weston Davies.



Logo Amazings
Miércoles, 15 marzo 2017

Astronomía

La estrella que más cerca orbita de un agujero negro

Unos astrónomos han encontrado pruebas de que una estrella gira alrededor de un aparente agujero negro tardando solo media hora en dar una vuelta completa alrededor de él. Podría tratarse de la "danza orbital" más ajustada de entre todas las observadas entre un agujero negro y una estrella en nuestra galaxia, la Vía Láctea.

El descubrimiento se hizo mediante dos telescopios espaciales, el Chandra y el NuSTAR, ambos de la NASA, y el conjunto ATCA (Australia Telescope Compact Array), situado en Nueva Gales del Sur, Australia.

La pareja está ubicada en el cúmulo globular 47 Tucanae, una acumulación densa de estrellas a unos 14.800 años-luz de la Tierra. Si bien dicha pareja ha sido conocida durante muchos años, no fue hasta 2015 cuando se descubrió que uno de sus miembros parece ser un agujero negro y que le está arrancando materia a su compañera estelar. Aquel hallazgo fue obra de un equipo encabezado por investigadores de la Universidad Curtin y del Centro Internacional de Investigación Radioastronómica (ICRAR), ambas instituciones en Australia.

La pareja (conocida como 47 Tuc X9) presenta, según observó el Chandra, cambios en el brillo de rayos X cada 28 minutos, que parece ser el tiempo que tarda la estrella compañera en dar una órbita completa alrededor del agujero negro. Tanto esto como la presencia de grandes cantidades de oxígeno, sugieren que estamos ante un sistema binario integrado por una estrella enana blanca girando alrededor de un agujero negro con una separación equivalente a 2,5 veces la existente entre la Tierra y la Luna.

La enana blanca está tan próxima al agujero negro que está sufriendo la extracción de material, el cual va a parar a un disco que rodea al agujero negro antes de caer en él.

El equipo de Arash Bahramian, de la Universidad de Alberta en Canadá, y James Miller-Jones, de la Universidad Curtin y del ICRAR, cree que la estrella lleva sufriendo durante decenas de millones de años el "robo" de gas por el agujero negro, hasta el punto de que actualmente ya debe haber perdido la mayor parte de su masa original.

Sin embargo, los autores del nuevo estudio creen que la estrella no está cayendo al agujero negro realmente. Según sus estimaciones, con el paso del tiempo la órbita de la estrella se ampliará a medida que pierda más masa, hasta que el astro se convierta en un objeto exótico similar al famoso planeta de diamante descubierto hace unos años.



Logo Amazings
Martes, 14 marzo 2017

Ingeniería

Diseñan un aparato inspirado en el tricorder de Star Trek y en el destornillador sónico de Doctor Who

Unos físicos han diseñado un dispositivo portátil inspirado por dos dispositivos de la ciencia-ficción, concretamente el destornillador sónico en la saga del Doctor Who y el tricorder en la de Star Trek. El nuevo aparato se valdrá del poder de la obtención de imágenes por resonancia magnética (MRI) y de la espectrometría de masas para realizar un análisis químico de los objetos escaneados.

El destornillador sónico es una herramienta utilizada para escanear e identificar la materia, entre otras funciones, mientras que el tricorder, igualmente versátil, puede proporcionar un análisis detallado de cosas vivas.

El nuevo aparato inventado por el equipo de Michael Barson y Marcus Doherty, de la Universidad Nacional Australiana (ANU), va a permitir a muchas personas disponer, a menor coste y más fácilmente, de prestaciones que hasta ahora eran exclusivas de instrumentos caros y poco portátiles, como los escáneres convencionales de resonancia magnética y los espectrómetros de masas tradicionales. Gracias al coste moderado y a la gran movilidad del nuevo dispositivo, laboratorios y hospitales podrán efectuar con él muchos tipos de análisis químicos completos capaces de resolver problemas complejos.

Los investigadores del sector médico podrían utilizarlo para pesar e identificar moléculas complejas, por ejemplo proteínas, que intervienen en enfermedades como el cáncer, y avanzar hacia el desarrollo de nuevos tratamientos contra esas enfermedades.

En definitiva, hay muchas aplicaciones potenciales y cabe esperar que este avance tecnológico conduzca a diversos descubrimientos científicos. Tal como señala Doherty, cada gran avance en microscopía ha impulsado una revolución científica.



Logo Amazings
Lunes, 13 marzo 2017

Astrofísica

¿Se deben ciertos fogonazos misteriosos de ondas de radio a naves alienígenas?

La búsqueda de inteligencia extraterrestre abarca o intenta abarcar el rastreo de muchas clases diferentes de señales que pudieran delatar la presencia de vida alienígena compleja, desde emisiones de radio a destellos láser. Hasta ahora, no ha habido éxito. Sin embargo, una nueva investigación sugiere que un fenómeno cósmico misterioso, descrito como un fogonazo ultrabreve de ondas de radio, podría ser tal vez una prueba de tecnología extraterrestre avanzada. En concreto, estos fogonazos podrían ser fugas de colosales transmisores artificiales que estarían energizando sondas interestelares.

El primer fogonazo conocido de este tipo, originado fuera de nuestra galaxia, fue detectado hace diez años, y los redactores de NCYT de Amazings escribimos un artículo sobre él publicado el 16 de noviembre de 2007 (http://www.amazings.com/ciencia/noticias/161107d.html). Aquel radiofogonazo llegó a la Tierra en 2001, pero fue en 2007 cuando se le detectó al reanalizar datos de observaciones hechas por un radiotelescopio desde Australia.

Desde entonces, se han detectado unos pocos más de estos misteriosos pulsos ultrabreves de ondas de radio y la expectación en la comunidad científica no ha dejado de crecer.

Estos fogonazos de radio son extremadamente brillantes, dada su corta duración y teniendo en cuenta que se originan a grandes distancias, y, en palabras de Avi Loeb del Centro para la Astrofísica, gestionado conjuntamente por la Universidad de Harvard y el Instituto Smithsoniano, en Estados Unidos todas estas instituciones, no se ha conseguido identificar ninguna fuente natural que sea convincente. “Vale la pena considerar e intentar comprobar un posible origen artificial”.

Como su descripción sugiere, los estallidos ultracortos de ondas de radio son destellos de emisiones de radio de milisegundos de duración. Desde 2007, han sido detectados en una veintena escasa de ocasiones mediante radiotelescopios gigantes como el Observatorio Parkes en Australia o el de Arecibo en Puerto Rico. Se ha inferido que se originan en galaxias lejanas, a miles de millones de años-luz de distancia.

Loeb y Manasvi Lingam (Universidad de Harvard) han examinado la viabilidad científica de crear un transmisor de radio lo bastante potente como para ser detectable a lo largo de tales distancias inmensas. Y han hallado que si el transmisor estuviera alimentado con energía solar, la luz que incidiese en un área de un planeta con un tamaño el doble de grande del de la Tierra sería suficiente para generar la energía necesaria.

Lingam y Loeb también han calculado si las tremendas energías implicadas en un emisor de esta magnitud fundirían la estructura subyacente, y lo que han encontrado es que una refrigeración por agua en un tamaño que también sería el doble del de la Tierra permitiría aguantar el calor.

Un proyecto de construcción con dimensiones tan enormes está muy alejado de nuestra tecnología actual, pero podría resultar factible para una civilización más avanzada que la nuestra. Y, en cualquier caso, es científicamente posible.

Acerca de las razones para construir dicho emisor, Lingam y Loeb opinan que el uso más razonable de tal energía estaría en impulsar naves equipadas con velas fotónicas interestelares. La cantidad de energía implicada sería suficiente para empujar una carga de un millón de toneladas, o unas 20 veces el peso de los mayores transatlánticos de la Tierra, los vehículos más grandes construidos por la civilización humana.

Tal como Lingam explica, esas hipotéticas naves espaciales resultarían lo bastante grandes como para no limitarse a ser meras sondas espaciales, pudiendo transportar a bordo pasajeros vivos a través de distancias interestelares e incluso intergalácticas, con todo lo necesario para asegurar su supervivencia, acaso con generaciones de colonos naciendo y muriendo a bordo hasta llegar a destino.

Acerca del motivo por el cual el funcionamiento de tales emisores colosales podría producir los radiofogonazos ultrabreves detectados, Lingam y Loeb tienen también una explicación. Para impulsar una vela fotónica, el emisor necesitaría enfocar el rayo sobre ella de forma continua. Sin embargo, inevitablemente la vela, el planeta emisor, la estrella a la que orbitase y la galaxia anfitriona, se moverían todos respecto a nosotros. Esto provocaría que en algunas ocasiones desde la Tierra pudiéramos captar un resquicio de la emisión; el haz de ondas, al barrer el cielo, podría apuntar hacia nuestra dirección durante un instante fugaz.

Los autores de estudio proponen que las repetidas apariciones de un haz de este tipo que fueran observadas pero que no pudieran ser explicadas por sucesos astrofísicos cataclísmicos, podrían constituir indicios de un posible origen artificial.

Loeb admite que las conclusiones de esta investigación son meramente especulativas. Cuando se le pregunta sobre si realmente cree que algunos de los fogonazos son debidos a tecnología extraterrestre, contesta: “La ciencia no es una cuestión de creencia, sino de pruebas”.




Logo Amazings
ESPECIAL

Divulgación

El origen del universo (programa 1 de Órbita Laika La Nueva Generación)

Video del programa que incluye entrevista a Stephen Hawking, quizá el físico más célebre de nuestros tiempos.

Radio Televisión Española (RTVE) ya tiene disponible online el programa 1 del espacio televisivo de divulgación científica "Órbita Laika La Nueva Generación", un espacio en el que los fundadores de NCYT de Amazings tenemos el placer de colaborar. Está coproducido por RTVE y la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT), en colaboración con la productora de televisión Estudio Brainstorm. El espacio aborda esta tarea divulgativa con un estilo ideado para llegar no solo a los apasionados de la ciencia sino también para despertar el interés por ella en el resto de la población. A tal fin se ha recurrido a un atractivo planteamiento que agrega el humor como un ingrediente principal, y también toques de ciencia-ficción. El presentador es Goyo Jiménez, de interesante trayectoria televisiva y grandes dotes para el humor.






Noticias más recientes



Depósito Legal B-47398-2009

ISSN 2013-6714

Copyright © 1996-2016 Amazings.com / Amazings® / NCYT®.
Amazings and NCYT are registered trademarks / Amazings y NCYT son marcas registradas.
Amazings.com y Noticiasdelaciencia.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Amazings y NCYT son marcas registradas.
Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Logos originales  por Gloria García Cuadrado y Daniel González Alonso, 1998